ACTUALIDADNacionales

Carlos Gardel: A 85 años de su muerte, la voz del Río de la Plata cada día canta mejor

El 24 de junio de 1935, el más popular de los cantantes de tango fallecía en un accidente aéreo, y con su muerte se generaba una leyenda eterna

El pelo engominado y esa sonrisa amplia, que queda grabada en la memoria de quien lo vea, son, desde hace décadas, presencia obligatoria en los bares históricos de Uruguay y Argentina. Todas las fotografías de Carlos Gardel, el máximo cantor rioplatense, siempre transmiten la sensación de estar enfrentado a un galán seductor, hipnótico, melancólico y hasta misterioso que logra trascender el paso del tiempo. Y, por encima de todo, está su voz.

“Ese hombre tiene una lágrima en la garganta”, exclamó un ejecutivo de Paramount apenas lo escuchó cantar en el set de grabación de una de sus películas filmadas en Estados Unidos. El tono sentimental con que interpretaba cada letra que grababa, el uso de los matices, los silencios, la acentuación de las consonantes y su manera de compenetrarse con cada situación que describía, inauguraron una forma de cantar tango que se transformaría en una escuela para los interesados en conocer los secretos de una buena interpretación.

Y también está el mito que envuelve al cantante que, hace exactamente 85 años, fallecía trágicamente durante un confuso accidente de avión en Medellín. Si era francés o uruguayo, si había nacido en 1887 o 1890 y si era un hombre solitario que jamás había tenido pareja. Hasta se llegó a alimentar la teoría de que el cantor sobrevivió al accidente de Medellín y que, desfigurado, se ocultó en una hacienda del norte de Colombia hasta su muerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar